Chaco Ra’anga es un viaje expandido. Un viaje que es, a la vez, experiencia, escritura, imagen, y que partió de la mirada de doce viajeros, que realizaron un recorrido por El Gran Chaco Americano en mayo de 2015.

El objetivo del proyecto de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) fue visibilizar la riqueza cultural y ambiental del Gran Chaco y los conflictos a los que se enfrenta. La AECID invitó, comienzos de 2015, bajo convocatoria pública, a profesionales del mundo del arte y la cultura, las ciencias sociales y naturales a presentar sus propuestas para desarrollar un proyecto en el marco de su especialidad basado en un viaje científico cultural por el Gran Chaco Americano.

La exposición Territorio Acotado / Expandido fue una muestra colectiva basada en los proyectos y obras de los 12 viajeros. La muestra, que contó con la curaduría de Lía Colombino, se inauguró en noviembre del año 2017 en Casa América de Madrid, y se expuso previamente en el Centro Cultural de España Juan de Salazar (Asunción, Paraguay), en los Centros Culturales de España en Buenos Aires, Córdoba, Rosario (Argentina) y en La Paz (Bolivia).

La exposición va acompañada de una serie de actividades complementarias: un ciclo de cine, talleres impartidos por los viajeros y un simposio con ponencias de expertos internacionales.

Más información en: http://www.chacoraanga.org/blog/


La invención de lo cotidiano en el Gran Chaco: ¿Qué es una casa? tenía entre sus objetivos realizar registros sonoros, visuales y audiovisuales de casas en los diversos puntos del itinerario de un viaje que recorrería el Gran Chaco argentino, boliviano y paraguayo.

Durante el mes que duró el itinerario, mes de mayo de 2015, busqué devenir una etnógrafa ansiosa en el registro una realidad que fue cambiante y heterogénea. Uno de mis propósitos fue trazar una cartografía imaginaria sobre el habitar y el hábitat de lo cotidiano en los trayectos recorridos.

En el viaje fui rediseñando el proyecto. Un modo particular de gestión del vínculo con los/as otros/as –un estar con acotado espacial y temporalmente– me llevó a repensar la idea inicial de realizar en las casas entrevistas en profundidad. Rápidamente entendí que lo que me interesaba problematizar con mi trabajo no eran sólo modos de vivir que se me escapaban sino también mi modo de aproximarme a esos modos de vivir.

Fue así que, sin dejar de hacer registros, comencé a problematizar mi mirada y en un trabajo que fue intenso en la posproducción de los materiales realicé dos instalaciones. Ambas problematizan las distancias que tenemos para acercarnos al otro/a, las mediaciones que instauramos para hacer más aprehensibles realidades que se nos escapan.

Instalación 1- Jajapo oñondivepa (hagamos todos juntos)

Comunidad precaria, convivir inestable, efecto de conjunto o amontonamiento, Jajapo oñondivepa es producto de la invitación a viajar a través de elementos fragmentarios recogidos en el itinerario de un trayecto extenso por el Gran Chaco.

Partiendo de un conjunto heterogéneo de elementos colectados: videos, audios, objetos, le propuse a 30 derivadores/as (artistas, académicos, pero también a un cocinero y un niño) que generaran con esos fragmentos sus propias derivas ficcionales. Los elementos fueron entregados en dípticos como dones a la espera de un contradón.

La propuesta: obliterar los documentos, volverlos ficción en una prolongación inesperada de un viaje del que sólo yo participé pero que comparto con 30 derivadores/as. Derivar para generar nuevas formas de agenciamiento –científicas, o artísticas, o mixtas, poco importa la etiqueta-. Derivar para conocer en una apropiación imprevista.

Un hacer juntos que traduce en estar juntos, y funda una comunidad imaginaria.
Conocer, así, lo lejano desde la proximidad. Devolver a lo extraño, el carácter familiar. Esto es Jajapo oñondivepa (hagamos todos juntos): la certeza de la ficción como único modo de conjurar lo inconcluso del registro y la memoria.



Catálogo: http://cargocollective.com/jajapo-onondivepa

Instalación 2- Mombyry guive a hecha (Desde lejos veo)

Imágenes tomadas de los frentes de las casas. Las texturas como protagonistas de paisajes que se escapan y que hacen de la distancia un dispositivo de visión.

Una mesa de trabajo como escenario de agrupamientos caprichosos, que borran los recorridos entre geografías y reagrupan en base a categorías exógenas (“detalles”, “frentes”, “rostros”…)

Una foto que se escapa de los márgenes de la mesa de trabajo. Reposición de una fábula que parece hablar de la naturaleza y el hombre, de su posible armonía, de su convivencia.

Una casa en el claro del monte desde la que repensar la posibilidad de nuevas coordenadas para estar juntos. 

Una imagen mítica como horizonte y distancia, como detención del tiempo e instauración de nuevas coordenadas.





















Este proyecto contó con el apoyo de:













Convocatoria Aecid- Proyecto Chaco Ra’anga, convocatoria científico artística para desarrollar un proyecto de relevancia cultural para la región del Gran Chaco Américano. Ganadora con el proyecto: “La invención de lo cotidiano en el Gran Chaco: ¿qué es una
casa?”. 2015














Beca de Movilidad del Fondo Argentino de Desarrollo Cultural , para concurrir al montaje de la muestra y dictado del taller Cuadernos de Viaje y Dispositivos Registro del Proyecto Chaco Ra’Anga, Centro Cultural de España Juan de Salazar, Paraguay, marzo de 2016.