El oficio del Espía junto a Paulina Bettendorff, Adrián Pascoe y Natalia Labaké, ganador del Programa Plataforma Futuro a la experimentación artística. Galería de las América, local 24, Mar del Plata, Argentina, julio de 2017.

El oficio del espía. Apuntes para una película es una indagación performático-audiovisual que se realizó en el marco del Programa Plataforma Futuro, auspiciado por el Ministerio de Cultura de la Nación, que promueve procesos creativos experimentales que implican el cruce de disciplinas y la autoría colectiva. El proceso parte de un conjunto de documentos históricos recientemente desclasificados producidos por el servicio de inteligencia de la policía bonaerense durante el Festival de Cine de Mar del Plata en los años 60. Este proyecto toma como base un espacio: la Galería de las Américas mencionado en los informes del espionaje. Durante una semana, un local de la galería funcionó como un set en el que se realizaron “acciones” que interpelaron a los sujetos y a los hechos que relatan los documentos de inteligencia, que funcionan por lo tanto como una suerte de guion.Estas acciones fueron cuatro y transcurrieron en la Galería de las Américas  (Córdoba 1747, Mar del Plata, Buenos Aires): un Festival de Peinados, que se llevó a cabo en Adonis, una peluquería tradicional de Mar del Plata, fundada en 1967 por Mario Iriarte; un Casting de voces eslavas que se realizó en un espacio alquilado en la galería comercial y convertido en set de filmación: y dos acciones  que llevaron el nombre de Mar del Plata desclasificada, dos recorridos por los espacios que transitó la inteligencia durante la década del sesenta. El primero de ellos, “El Partido Comunista local”, llevó adelante un itinerario por la ciudad guiado por Agustín Nieto, historiador marplatense que estudia la vigilancia de la DIPBA a los gremios asociados a este partido. Este itinerario será duplicado por otro, “Las delegaciones observadas”, sobre los recorridos de los invitados al Festival de Cine de Mar del Plata en los sesenta, que fue guiado por Julio Neveleff, investigador cinematográfico de la ciudad.  A partir de estas acciones se buscó no solo investigar las aperturas ficcionales y narrativas de espacios no tradicionales, sino también generar una participación activa de los espectadores, que devinieron partícipes de la propuesta. Esta participación tomó como punto de partida la conversión del espectador-voyeur en espectador-espía. El tutor de este proceso creativo en el marco del Programa Plataforma Futuro fue Gabriel Valansi.




Este proyecto contó con el apoyo de:










Plataforma Futuro- Ministerio de Cultura de la Nación - Año 2017